Programa Nacional de Bilingüismo: cómo iniciar un proceso bilingüe en colegios con bajo nivel de inglés y con bajo presupuesto económico.

A continuación usted podrá leer el Programa de Bilingüismo de Colombia, (puede ser implementado en otros países) que le permitirá a los estudiantes de todos los grados escolares recibir varias asignaturas en inglés, sin cambiar de docentes de las diversas áreas a enseñar en inglés, ni de pensum, ni carga laboral de docentes de inglés.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

 Según el Plan Nacional de Bilingüismo, no se espera que los educandos estudien inglés para obtener buenas notas en dicha área, sino que la exigencia actual por parte de la sociedad, es que los estudiantes dominen el segundo idioma en todo el contexto académico y social. Así, el Ministerio de Educación Nacional de Colombia marca unas pautas y dice que para que un colegio se pueda llamar bilingüe debe tener un contacto del 50% en la lengua extranjera y un 50% en la lengua materna, y dictar como mínimo tres asignaturas en forma bilingüe (No solo en inglés, o en español, sino bilingüe).

 Si analizamos los programas propuestos en este país, por ejemplo por Bogotá Bilingüe, Cundinamarca Bilingüe, Colombia Bilingüe, o cualquiera de los planes de las diferentes regiones de dicho país, vemos que aunque el nombre indica que la meta es el bilingüismo, ningún programa contempla el dictar asignaturas en forma bilingüe, y no obstante muchas instituciones siguen estos planes limitándose a la enseñanza del idioma inglés, aún sin conseguir los resultados esperados.

 JUSTIFICACIÓN

 Si desde sus etapas iniciales los educandos reciben una educación bilingüe, en donde el inglés no es una materia de estudio, sino una herramienta de adquisición y apropiación de nuevos conocimientos en diferentes asignaturas, cuando lleguen a grado once utilizarán el inglés tan naturalmente como utilizan el español para investigar en Internet, leer libros de diferentes temas científicos y tecnológicos y comunicarse con pares de otros países para compartir información.

 ESTADO DEL ARTE DE LA INVESTIGACIÓN

 Dos frases del científico Albert Einstein resumen el problema de la educación bilingüe en Colombia:

 “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” y

 “Si quieres obtener resultados diferentes no hagas siempre lo mismo.”

 No obstante, la educación tradicional insiste en obtener diferentes y mejores resultados aplicando siempre los mismos métodos, por ejemplo, en la enseñanza del idioma inglés, durante los últimos cincuenta años se ha incurrido insistentemente en los siguientes desatinos:

  •  Seguir procesos de memorización y no de interiorización, dando más prioridad al cumplimiento del plan de aula o malla curricular, que al proceso de asimilación y práctica de conocimientos.

 La memorización, muchas veces produce una sobrecarga en el cerebro de los niños, “mucha información con poca o nada de práctica”; los estudiantes llenan sus cabezas de una gran cantidad de información que no tienen oportunidad de usar y que, por tanto, será olvidada más rápidamente de lo que fue aprendida.

 La memorización hace que los educandos realicen inconscientemente el doble proceso de traducción mental antes de entender el significado de la frase propuesta, lo cual impide la fluidez conversacional, el rápido entendimiento y la pronta respuesta.

 • Delegar todo el trabajo del proceso al docente de inglés.

Un programa que sólo se preocupe de la capacitación del docente de inglés y delegue todo el trabajo a éste, nunca logrará los mismos resultados que uno que integre al total de los docentes en pro del mismo objetivo, porque para que los educandos dominen un idioma necesitan entornos bilingües y oportunidades para el uso de la lengua.

 No se habla y entiende inglés por estudiar su estructura, sino por vivir en un medio que facilite su práctica. Para iniciar un proceso de bilingüismo real, es necesario involucrar a todos los actores educativos, pero cada uno asumiendo diferentes roles y con una capacitación especializada y diferenciada, según asignatura, periodicidad, papel dentro de la institución, etc.

 • Trabajar por grados escolares y no por niveles de aprendizaje.

Es un desacierto creer que los estudiantes de décimo y once tienen más conocimiento o mayor capacidad de aprendizaje del idioma que los estudiantes de primer grado. Está ampliamente demostrado que es más fácil aprender un idioma en edades tempranas que en edades adultas. Es un hecho evidente que muchos niños de preescolar y primaria ya hablan inglés o tienen un conocimiento más avanzado que los estudiantes de secundaria. Por tanto, no necesariamente un estudiante de grado once habla o entiende mejor el idioma que un estudiante de grado tercero.

 Entonces, no se debe tener en cuenta el grado escolar, sino el nivel de dominio de lengua que cada estudiante posee.

 • Insistir en metodologías tradicionales que no dan resultado.

La mayoría de planes de aula o malla curricular tienen como base la gramática o conocimiento estructural del idioma, lo cual ya está considerado como un error que dificulta y retarda la adquisición de una segunda lengua.

 Paradójicamente, uno de los mayores errores en la enseñanza del idioma es tratar de enseñar el idioma.

 Es decir, un idioma tiene mucho, pero tanto por aprender que ni siquiera los lingüistas más dedicados terminan por acercarse a un 60% del total del conocimiento. Las metodologías que pretenden enseñar el idioma a través del conocimiento estructural del mismo, lo único que logran es enviar un mensaje negativo a los estudiantes causando un bloqueo que les indica que un idioma es algo muy difícil de aprender.

 Por ejemplo, cuando llegamos al colegio, siendo niños, ya hablábamos español, tanto que el problema de nuestros docentes no era cómo hacernos hablar, sino cómo callarnos. Aún así, nuestra maestra de español nos empezó a enseñar conceptos básicos, tales como el uso estructural de la oración:

 Sujeto, verbo + complemento. Tiempos verbales, qué es el verbo, el adverbio, el gerundio, etc…

 Pese a ser nativos de habla castellana, casi todos perdimos español o se nos dificultó mucho la asimilación de dichos conocimientos.

Si comparamos las metodologías tradicionales para la enseñanza del inglés, encontraremos que no hay mucha diferencia: también el docente de inglés pretende enseñar el correcto uso estructural de la oración:

 Sujeto, verbo + complemento. Tiempos verbales, qué es el verbo, el adverbio, el gerundio, etc…

 La pregunta obligada es, si era difícil asimilar estos conocimientos lingüísticos en español, que es nuestra lengua materna, ¿cuánto más difícil será en una segunda lengua?

 Entonces, ¿cómo se adquiere un idioma? Primero, no estudiando su estructura gramatical antes de tener suficientes herramientas tales como buen vocabulario, comprensión auditiva, comprensión básica y fluidez mínima. Segundo, en contextos reales, no inventados, no con diálogos ficticios del tipo: “vamos a suponer que estás en el aeropuerto y vas a tomar un avión”. Si el niño no está verdaderamente en el aeropuerto, el diálogo no estará en un contexto real.

 ¿Pero cómo enseñar entonces cuando no se puede salir del colegio?

 Eso es lo que hace exactamente Editorial The World Book Company Ltd, con su metodología transversal: los contextos reales en un colegio están dados por las asignaturas, las actividades cotidianas como el descanso, la compra en la cooperativa, la ida a la secretaría, rectoría, baño, etc.

 Lo que se puede hacer es enseñar a través de contextos reales, tales como el juego de ajedrez: se les enseña a jugar ajedrez pero todo totalmente en inglés, se les enseña ejercicios de educación física, pero en inglés, se les enseña conceptos muy básicos de matemáticas, pero en inglés, de ciencias, de sociales, etc., pero todo en inglés, sin pretender hablar como si ya todos entendieran, sino siendo muy gráfico, utilizando muchísimos comandos del tipo: stand up and come to the front, now, go to my desk and take a marker, not that one, take the blue one, very good, now go to the board, write the following numbers: 1, 3, 5, etc.

 En más de un 90% de quienes han pensado iniciar procesos de bilingüismo en los planteles educativos, encaminan sus proyectos a la contratación de docentes bilingües. Lamentablemente, el proceso no es tan fácil como reemplazar a los docentes tradicionales por bilingües (¡habría que reemplazar también a los estudiantes!) Por eso, los colegios que han logrado convertirse en bilingües lo han hecho empezando con estudiantes de preescolar. ¿Significa esto que es imposible iniciar el proceso de bilingüismo en

 estudiantes de grados superiores a segundo año de básica primaria? ¡No! Pero es urgente y necesario cambiar los antiguos métodos por mejores estrategias y metodologías que se ajusten a las necesidades de los educandos y los educadores. Eso es lo que proponemos con nuestra metodología: facilitar a los estudiantes de todos los grados escolares la adquisición del idioma desde contextos reales, con las bases transversales de diferentes asignaturas, con la creación del entorno bilingüe, y con otros componentes que explicaremos personalmente.

 OBJETIVO GENERAL:

Implementar el Programa TPA (Transversal Process in Action) en todos los grados escolares desde preescolar hasta grado once, de tal manera que todos los estudiantes reciban las bases de más de tres asignaturas en inglés, sin dejar de ver las mismas en español.

 OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

 1-  Implementar las bases de mínimo tres asignaturas en inglés, en todos los grados escolares simultáneamente, creando entornos favorables para la práctica del idioma mediante la capacitación del personal docente, personal de servicios generales y administrativos.

2-  Capacitar a los docentes de las diferentes áreas con una metodología dinámica que respete sus limitaciones, que no les obligue a estudiar inglés, sino que les facilite la adquisición del idioma mediante prácticas sencillas aplicables en la cotidianidad y a medida que las adquieren.

3-  Asesorar a la institución y a los docentes de inglés en cuanto a la mejor forma de creación de entornos bilingües.

4-  Supervisar los procesos cada día durante todo el año, para garantizar el cumplimiento de las metas propuestas.

5-  Garantizar que al final del primer año todos los estudiantes tengan un amplio vocabulario en inglés, interiorizado, no memorizado, y que todos los docentes, sin haber estudiado inglés puedan dictar mínimo 5 minutos de su clase en perfecto inglés todos los días.

 Nuestros principales compromisos con el Programa de bilingüismo son:

  1. Todos los estudiantes, de todos los grados escolares, desde el primer día de clase reciben varias asignaturas en inglés, sin dejar de ver las mismas asignaturas en español. No se altera el plan de estudios de las áreas a enseñar, ni se modifican los horarios y carga académica establecida. Los docentes de inglés, son capacitados en la implementación de la metodología TPA y son ellos quienes inicialmente se encargan de todo el programa bilingüe, con el acompañamiento de nuestros asesores y supervisores.
  1. Los docentes de diversas áreas como matemáticas, estudios sociales y ciencias naturales, se capacitan en cómo dictar su materia en inglés. No es un curso de inglés para docentes, sino que cada uno aprende en forma fácil y práctica cómo dictar su asignatura. El primer año el docente termina dictando entre 5 y 10 minutos de su clase en inglés, el segundo año, 20 minutos, el tercer año 30 minutos y el cuarto año 40 minutos, después puede dictar su asignatura en inglés sin ningún problema.

 ¿Cómo funciona?

El programa de bilingüismo TPA es totalmente transversal, por eso busca hacer del idioma una herramienta para explorar otras áreas, en vez de ser el tema a estudiar. Esto convierte en sí al inglés en un complemento del aprendizaje y no en una materia más a estudiar. Entendemos que un idioma no se enseña, sino que se adquiere, en la medida en que seamos expuestos a él.

 Por eso la metodología TPA está basada en la creación de entornos favorables para la práctica del idioma, respetando y cumpliendo los estándares propuestos para lenguas extranjeras y trabajando acorde con el Marco Común Europeo, pero haciendo énfasis inicial en el desarrollo auditivo y oral, buscando incrementar el dominio del idioma antes que el conocimiento estructural del mismo, preparando a los estudiantes para que lo utilicen con fluidez y confianza y puedan entender, argumentar y proponer sobre diversos temas, especialmente en ciencias, matemáticas y sociales.

 Nuestra enseñanza está basada en la plena utilización de la “inteligencia analítica”, más que únicamente en el recurso de la memoria. Nuestro principal objetivo es construir “fábricas de producción, no bodegas de almacenamiento”, es decir enseñar a razonar, pensar y producir, más que simplemente almacenar o archivar datos como vocabulario y conceptos gramaticales. El programa tiene presente que el estudiante de una lengua extranjera posee ya un sistema lingüístico (su sistema nativo) que al compararse, consciente o inconscientemente, con otra lengua, produce en el educando un evidente “choque” psíquico desde el punto de vista de las estructuras gramaticales y más aún de las estructuras fonológicas. De ahí que se hable de una resistencia inconsciente a la nueva lengua.

 Por eso, para evitar este choque psíquico se hace necesario no tratar el tema gramatical y/o de lecto-escritura al principio del aprendizaje, sino cuando ya exista un cierto dominio del lenguaje hablado, pues esto generará un mayor grado de confianza en el educando. Por supuesto que, como todo tiene su tiempo y función específica, la gramática, que se hizo para perfeccionar el idioma y no para enseñarlo, tiene un papel fundamental una vez se tengan las herramientas idiomáticas interiorizadas desde una perspectiva práctica y de uso diario. Al igual que con el idioma español, nuestra lengua nativa, cuando el niño habla, entiende y se da a entender perfectamente en el idioma, entonces se le enseña a leer, escribir y se le educa en el conocimiento del idioma, pero no al contrario.

 Ventajas y descripción del Programa de bilingüismo TPA

  1. A diferencia de otros programas, el bilingüismo no se hace gradualmente, año por año, sino que se empieza simultáneamente, con todos los grados escolares. Todos los estudiantes desde el primer día de clase reciben más de tres materias en inglés. Esto significa que ningún grado escolar queda por fuera del programa de bilingüismo.
  1. No es necesario contratar docentes capacitados en bilingüismo, ya que es muy difícil conseguir suplir la alta demanda de docentes bilingües. Con nuestro programa, se conserva a todos los docentes tradicionales y estos son capacitados para que, en un total de máximo cuatro años, puedan dictar su materia en inglés. Estas capacitaciones parten de la base de que, por ejemplo, un docente de matemáticas o de ciencias, no quiere aprender inglés y no tiene tiempo para estudiar el idioma, además cree no poder hacerlo.
  1. Los docentes se capacitan cada uno en cómo dictar su materia, sin necesidad de tener que estudiar inglés. El programa TPA no es un curso de inglés, sino una metodología práctica que permite al docente no bilingüe, o incluso apático a aprender inglés, practicar cada día en el salón de clase lo poquito que aprende día tras día, hasta que, al cabo de un tiempo, sin darse cuenta ya está en capacidad de dictar su materia en el segundo idioma.
  1. El pensum y el contenido de las asignaturas de matemáticas, ciencias y sociales permanece intacto, sin alteración alguna, pero el programa de inglés sí debe cambiar, casi que 100% para adaptarlo al bilingüismo real y no limitarlo a un curso de conocimiento del idioma, sino a un medio de adquisición de la segunda lengua.
  1. Los textos de materias como matemáticas, sociales y ciencias, en inglés, para colegios bilingües, por excelentes que dichos textos sean, solo fueron creados con un propósito único: si es de Math, su propósito es enseñar matemáticas, si es de Science, su propósito es enseñar ciencias, etc. Nuestros textos y guías TPA, son textos integrados que fueron creados con el propósito de servir de herramienta de adquisición del inglés desde las matemáticas, inglés desde las ciencias, inglés desde los estudios sociales, etc., y están en el contexto de la educación Latinoamericana cumpliendo con los estándares curriculares del MEN. Se trabaja el proyecto transversal (Cross Curriculum) con varias asignaturas pero con el enfoque de aprendizaje significativo.

 Resultados esperados

 Los estudiantes de todos los grados escolares recibirán las bases de mínimo tres asignaturas en inglés, desde el primer día de clase, sin dejar de recibir las mismas asignaturas en español. Esto hará que cuando los docentes puedan dictar su materia en inglés, también los estudiantes puedan recibir y entender dicha asignatura en inglés sin ningún problema.

 EL PRIMER AÑO trabajamos simultáneamente con todos los grados de preescolar a grado once, para cubrir el nivel básico (A1 del Marco Europeo). Nuestro objetivo principal en este primer año es la etapa auditiva o de escucha con los estudiantes. Buscamos sensibilizar a los docentes de otras áreas diferentes al inglés, para que inicien su capacitación, cada uno aprendiendo a dictar su asignatura de manera bilingüe (bilingüe significa dos idiomas, por tanto no se dictará la asignatura únicamente en inglés o en español, sino alternando: las bases en inglés y la profundización en español).

Se busca también que los docentes de inglés reafirmen las expresiones del entorno (que los docentes de otras áreas empiezan a crear), aplicando estructuras orales en donde la gramática está implícita. En este primer año los estudiantes son sometidos a expresiones de uso cotidiano en inglés, buscando desarrollar primeramente el oído, antes que el habla o la lectoescritura y reciben clases transversales totalmente en inglés (con ayuda de los docentes de inglés del colegio y el asesor de bilingüismo que WBC envía).

Los docentes de otras áreas juegan un papel protagónico al ofrecer tipos de rutinas en las que los estudiantes escuchen y entiendan el idioma. Por eso inician su capacitación desde una semana antes de iniciar clases, y continúan capacitándose todo el año. La repetición ayuda a darle significado a lo que ocurre a nuestro alrededor. Al finalizar el primer año de implementación del bilingüismo, los docentes del área de matemáticas, ciencias y sociales, entre otros, estarán dictando mínimo cinco (5) minutos de su clase totalmente en inglés.

 Conclusión del primer año: Los estudiantes no estarán en capacidad de hablar o sostener diálogos, pero entenderán más de 200 diferentes expresiones (comandos del entorno y expresiones relacionadas con las asignaturas de Math, Science, y Social Studies). Se trabaja la interiorización del idioma. El oído se acostumbra a escuchar ciertas expresiones que se vuelven rutinarias. Los estudiantes en este primer año reciben talleres totalmente en inglés con las bases de varias asignaturas, y se familiarizan con el entorno académico bilingüe.

EL SEGUNDO AÑO buscamos concluir el nivel (A1) y nos adentramos al nivel (A2) del Marco Común Europeo. El objetivo en esta etapa es el desarrollo oral porque entendemos que el idioma hablado debe hacerse presente antes del idioma escrito, en lo que respecta al desarrollo del lenguaje en general, y más específicamente en los estudiantes que están aprendiendo un segundo idioma.

Se trabaja entonces con mayor énfasis la habilidad conversacional, aprovechando el vocabulario, expresiones y manejo de los tiempos verbales adquiridos durante el primer año. Se incluyen todos los tiempos verbales y se continúa el ciclo transversal con las bases de cada asignatura, gracias a los docentes de inglés del colegio y el asesor bilingüe de la Editorial WBC. La interiorización del idioma y no la memorización son la clave del aprendizaje. Por tanto, una vez interiorizadas las expresiones se espera que el habla comience a emerger de forma natural, y se estimula a los estudiantes para que esto suceda. Es necesario que los estudiantes aprendan a construir sus propias frases y oraciones, brindándoles herramientas sencillas y practicando con ellos durante las actividades cotidianas. Pero es igualmente importante continuar con el desarrollo del oído y la interiorización de expresiones en el segundo idioma.

Trabajamos el enfoque por competencias, haciendo un marcado énfasis en el uso de la lengua en contextos, para luego trabajar las descripciones concisas de categorías de uso de lengua (comprensión auditiva y de lectura; interacción y expresión oral y escrita). 

Conclusión del segundo año:Los estudiantes entienden y se dan a entender usando expresiones sencillas del entorno escolar. Todavía no tienen mucho conocimiento gramatical ni de lectoescritura pero ya están preparados para iniciar esa etapa. Los docentes de otras asignaturas, especialmente matemáticas, ciencias y sociales, ya pueden dictar mínimo los primeros diez minutos de su clase en inglés (saludo, llamado de lista, presentación del tema, y otras etapas de la clase). 

EN EL TERCER AÑO buscamos reforzar y concluir el nivel (A2) del Marco Europeo preparándonos para ingresar al nivel (B1). En esta etapa del programa se hace mayor énfasis en la habilidad comunicativa escrita sin descuidar el trabajo oral y auditivo. Se trabaja la comprensión de lectura, la composición escrita y la transversalidad en mayor grado. En esta tercera etapa, los docentes de todas las áreas diferentes al inglés, continúan semanalmente con su capacitación en creación de entornos bilingües y talleres especializados para cada asignatura. Se espera que en este tercer año los docentes de matemáticas, ciencias y sociales dicten un mínimo de 20 minutos de sus clases en inglés.

Los estudiantes estarán en capacidad de sostener diálogos más complejos utilizando apropiadamente las estructuras gramaticales. Podrán comunicarse utilizando la habilidad comunicativa escrita y oral en forma básica. Han recibido ya un buen número de clases totalmente en inglés en las diferentes asignaturas por parte de sus profesores de inglés, y se desenvuelven con facilidad en el entorno bilingüe. 

Conclusión del tercer año: Los estudiantes pueden recibir gran parte de sus clases en inglés y los docentes pueden dictarlas. Su conocimiento y uso del idioma inglés ha incrementado paulatinamente de tal manera que pueden participar activamente en conversaciones sencillas y entender textos sencillos.

EN EL CUARTO AÑO nos preparamos para alcanzar el nivel (B1). Es en este año cuando la transversalidad bilingüe entra en rigor. Los docentes de otras asignaturas, que se han estado capacitando desde el primer año en cómo dictar su área o materia específica en inglés, ahora reciben énfasis comunicativo que les permita impartir una enseñanza bilingüe total en el siguiente año. La intensidad en cuanto a la capacitación de estos docentes ha sido progresiva, recibiendo talleres de cómo dictar sus respectivas materias, primero con expresiones y comandos del entorno, luego con vocabulario y expresiones de sus asignaturas y ahora en el cuarto año entrando al programa acelerado de inglés intensivo con enfoque en la pedagogía bilingüe.

Trabajamos de acuerdo al Marco Común Europeo para el aprendizaje de las lenguas, pero enfocados en las necesidades propias de Latinoamérica. Como lo enseña el Marco Europeo, las políticas de bilingüismo se fundamentan en tres grandes pilares: lengua, comunicación y cultura.

Conclusión del cuarto año: Al finalizar el cuarto año los docentes de matemáticas, ciencias y sociales ya pueden dictar mínimo 30 minutos de su asignatura en forma bilingüe, eligiendo a conveniencia qué temas se cubrirán en inglés y cuáles en español. Los estudiantes ya pueden recibir clases totalmente en inglés y comunicarse efectivamente tanto de forma oral como escrita. Leen y entienden textos, y algunos de ellos sobrepasan el nivel B1, del Marco de Referencia Europea para Lenguas Extranjeras.

 

Tags: , , , ,